Skip to content Skip to footer

Nunca antes se vio algo así; la atleta Rossy Cuéllar corrió casi 20 kilómetros con sandalias y terminó ganando la Ultramaratón de Samaipata

Parece imposible correr un día entero. Imagínense resistir 25 horas con un ritmo sostenido y si eso no basta para ser sorprendente, entonces hay que decir que la atleta Rossy Cuéllar lo logró corriendo casi 20 kilómetros con sandalias, un hecho que nunca se vio en una prueba oficial de carrera. La chuquisaqueña hizo historia al ganar la Ultramaratón Kuntur Backyard de Samaipata.

Llegó desde Sucre para competir por primera vez en esta modalidad de competencia de largo aliento y de resistencia extrema para tener una actuación espectacular. Fue la mejor entre todos los participantes, damas y varones.

Pero lo más sorprendente fue el hecho de que Cuéllar compitió los últimos 20 kilómetros de carrera con sandalia, algo que nunca se había visto en una prueba oficial y sobre todo tomando en cuenta de que el circuito era de tierra, con partes duras, áridas y con algunas bajadas y subidas que no eran fácil de sortear.

Pero, ¿por qué Rossy terminó corriendo con sandalias? Cumplida la vuelta 22 (es decir 22 horas de carrera), la chuquisaqueña se rindió, dijo basta, no aguantaba más el dolor porque se reventó dos dedos (uno en cada pie) y perdió sus uñas tras sufrir dos caídas durante la noche, ya que la linterna que llevaba en la cabeza no alumbraba lo suficiente para ver el camino completo.

Completó esa vuelta 22, pero tras llegar se sentó, se sacó los zapatos anunciando que no seguiría en la competencia, mientras se podían ver los dos dedos medios de los pies que estaban con vendas manchadas de sangre. Parecía el final de su participación.

Sin embargo, algo cambió en segundos. Las mujeres que estaban en el lugar, una de ellas de la tercera edad, la animaron a que haga el último intento y le cambiaron las vendas y le hicieron mansajes a las piernas; además, recibió una charla especial del organizador Iso Yucra, que la motivo para levantarse y continuar de pie, convenciéndola que ella podía ganar.

Pero antes de seguir, pidió unas sandalias porque los zapatos les molestaban demasiado. Nadie podía creer lo estaban viendo, Rossy recibió unas sandalias de una de las damas presentes y se las ajustó bien para entrar en carrera nuevamente y así recorrer los últimos 20 kilómetros. Un locura.

Para terminar la jornada histórica, la chuquisaqueña consiguió hacer la vuelta más rápida en sandalias, justo la 24 (que completaba el día de carrera), terminando los 6.7 km del circuito en 32 minutos, algo que nadie pudo hacer.

Rossy ganó porque logró completar 25 vueltas a un circuito de 6.7 kilómetros en 25 horas; más de un día de carrera, superando al argentino Alex Lusaint y al otro boliviano José Luis Guzmán, que aguantaron 24.

Fue la primera vez que la chuquisaqueña participó en esta modalidad de carreras y logró un nuevo récord histórico en Ultramaratón que lo tenía el argentino Franco Denigri, de 17 horas.

The post Nunca antes se vio algo así; la atleta Rossy Cuéllar corrió casi 20 kilómetros con sandalias y terminó ganando la Ultramaratón de Samaipata first appeared on PODIO.bo.

Leave a comment

0.0/5