Skip to content Skip to footer

Con comodidad ganó la tribu

Río Negro fue muy superior a Central de Durazno y el score final de 3 a 0 quedó corto

Desde el arranque el equipo de Paolo Parolín se posicionó en terreno ajeno y tuvo la primera chance en los pies de Enzo Cabrera, su remate se fue ancho por el segundo palo. Respondió la visita en un contraataque por derecha pero Alexander García se demoró y no puedo rematar con comodidad, reclamó penal la gente de Central pero el árbitro desestimó. A partir de allí fue un monólogo cebrita, que se fue contra el arco defendido por Matías González, golpeando una y otra vez. Facundo Porley, luego de que Liber Quiñones se la bajara notablemente, con una gran bolea casi anota pero su remate se fue apenas por encima del travesaño. Lo tuvo otra vez por intermedio de Quiñones, pero la pelota se fue cerca del poste. Se juntaban los puntas cebritas y el fondo visitante no podía controlar, por lo que no extrañó la llegada del primer tanto cuando Cabrera habilitó con un gran pase a Maximilano Calzada, el de Santa Lucía disparó y luego de un rebote el útil se cerró para colarse en el arco. Siguió el cebrita atacando, volvió a perderlo Porley en un tiro tomado cuando podía haber habilitado a Quiñones, ya que estaba sólo en el borde del área. Otra vez pudo ser tanto del ex goleador de Racing en el fútbol profesional, pero por muy poco no consiguió aprovechar con golpe de cabeza un gran centro de Cabrera. Seguía inspirado Cabrera, en una gran jugada dejó el tendal por el camino y habilitó a Quiñones que a su vez la cedió para Braian Faíldes, el remate del ex Darling de Canelones fue restado en la propia línea de meta. La generación de fútbol de la tribu en el periodo fue forndosa, el golero González le atajó una buena pelota a Cabrera luego de un gran pase de Porley. Cerca del cierre Faíldes tomó el esférico luego de un mal despeje de la defensa, pero tampoco fue efectivo. La ventaja era demasiado escasa cuando se fueron a camarines, el local debió tenerlo resuelto, pero se iba ganando sólo por uno a cero. 

SEGUNDO TIEMPO: El complemento tuvo las mismas características que el primero, Río Negro totalmente superior a su rival, las chances eran permanentes y los goles no llegaban, hasta que pasando los diez minutos un desborde por derecha de Cabrera se cerró con centro que rebotó en la mano de un defensa en el segundo palo y el árbitro sin dudar marcó la pena máxima. Pena máxima que se encargó de rematar Quiñones, anotó pero debió patear otra vez por invasión, en la segunda oportunidad y con efectivo disparo a la izquierda del golero marco el dos a cero. Siguió el local atacando sobre la última zona de Central, se siguieron sucediendo errores en la definición, algunos increíbles como el de Maximiliano Castro que sólo frente al arco ejecutó desviado. Finalmente, sobre el final del encuentro, llegó el tercero por parte de Martín Parodi, luego de que Facundo Pérez lo asistiera sin egoísmos en acción que inició con gran pase Roberto Brum. La ventaja fue amplia, pero muy corta con respecto a lo visto de uno y otro, el cebrita fue infinitamente superior y quedó cerca de la clasificación.

Río Negro (San José de Mayo) 3 – Central (Durazno) 0

Goles: Maximiliano Calzada (RN), Liber Quiñones (RN), Martín Parodi (RN)

Tabla de posiciones: Porongos (Trinidad) 10 pts, Río Negro (San José de Mayo) 9, Campana (Libertad) 4, Central (Durazno) 0

Leave a comment

0.0/5